Español / Donate / Appointments: (402) 734-4110 / Pay Bill

Madre e hija profundizan el vínculo a través del cuidado prenatal

Durante el embarazo, se puede formar una conexión única entre una madre y su hijo/a. Para Julieta, paciente de OneWorld, y su madre, Angélica, su vínculo madre-hija se hizo aún más profundo cuando Julieta tuvo a su primer hijo.

Angélica, ex paciente prenatal de OneWorld, había trabajado anteriormente con las parteras de OneWorld en uno de sus propios embarazos y partos. Cuando Julieta quedó embarazada, Angélica supo que las parteras de OneWorld eran la mejor opción para el cuidado prenatal de su hija.

Angélica y su familia acudieron a OneWorld para hacerse chequeos, lo que facilitó la transición a trabajar con el equipo de parteras cuando Julieta quedó embarazada.

“Me trataron con respeto y me sentí bien porque me escucharon,” dijo Julieta.

Bridget Wieczorek, CNM (por sus siglas en ingles), trabajó con Julieta para sus citas prenatales. Además de completar sus citas de atención prenatal, Julieta fue conectada con el equipo de trabajo social para obtener más ayuda mientras se preparaba para ser madre.

Cuando llegó el momento de que Julieta diera a luz, Meredith Rudish, CNM (por sus siglas en ingles), era la partera de guardia en CHI Health Creighton University Medical Center – Bergan Mercy.

“Angélica estuvo presente y apoyó mucho durante el nacimiento de Julieta, y estaba claro que Angélica ayudó a guiar a su hija a OneWorld porque tuvo una buena experiencia con su partera hace años y confiaba en nosotros como grupo,” dijo Meredith.

A lo largo de todo el proceso del parto y nacimiento, la partera de guardia de OneWorld defiende y cuida tanto a la madre como al bebé.

“Todos fueron muy atentos con mi hija,” dijo Angélica. “La revisaron y la ayudaron con todo lo que necesitaba.”

Meredith recordó haber ayudado a otra paciente cuya madre estaba con ella para brindarle apoyo durante el mismo turno en que ayudó a dar a luz al bebé de Julieta.

“Ambas madres fueron tan amorosas y solidarias con sus hijas cuando se convirtieron en madres,” dijo Meredith. “Honestamente, se me llenaron los ojos de lágrimas al pensar en mi propia madre y mis hijas.”

Acompañada de su madre, Julieta sigue yendo a OneWorld para sus citas de posparto. A medida que su hijo comienza a crecer, también lo hace un nuevo vínculo amoroso a lo largo de tres generaciones.

Like this post0
Go top